Bloggers en Amsterdam

Conoce y disfruta la ciudad

Qué comprar en Amsterdam

Si vas de visita a Amsterdam, no te conformes con comprar una bola de nieve, un molino de viento o una camiseta cursi. Hay mucho más que comprar en esta sorprendente ciudad.
Estos son algunos de los mejores souvenirs que puedes adquirir en la capital:

Queso:

Qué comprar en Amsterdam

Algo que no puede faltar en tu maleta es el queso, en especial el Gouda, típico de Holanda.
Este queso es famoso por los agujeros que surcan su interior y su sabor es bastante suave y cremoso, perfecto para los bocadillos y sandwiches.

Para obtener los mejores trozos de Gouda, cabra o queso de oveja vete al Cheese & More en Leidsestraat. Si lo que quieres es más un queso gourmet, prueba en Reypenaer.

Recuerdos del Ajax:

El Ajax es el club de fútbol local, y hace años fue uno de los mejores equipos de fútbol de Europa, por eso se pueden encontrar una gran variedad de merchandising y ropa del equipo.

Los recuerdos del Ajax se pueden encontrar en las tiendas de toda la ciudad y, por supuesto, en el Ajax Tour en Zuidoost.
Si eres fan de este equipo, puedes acercarte a su campo de fútbol y observar las fotografías de su época más emblemática.

Zuecos y zapatos de madera:

Otra de las cosas típicas de Holanda son los zuecos de madera pintados y decorados a mano, así que no puede faltar en tu bolsa de regalos.

Yo tuve que comprar unos cuantos ya que mi madre me había pedido expresamente que le llevase un par de ellos, y claro, los demás también van a querer unos.

La verdad es que es un souvenir que nunca va a utilizar, ¿quién se va a poner unos zapatos de madera para andar por casa? y van a acabar en cualquier cajón oscuro a la primera de cambio.
Pero si realmente quieres un par, vete a Otten & Zn en De Pijp, sus piezas están pintadas a mano y sus precios son bastante asequibles.

Cerámica de Delft:

La fábrica de Delft no está exactamente cerca de Amsterdam, pero esta Delfts Blauw (porcelana azul) se vende en todas partes en Amsterdam y es muy preciada por los lugareños y los turistas en general.

Sus piezas van desde jarrones hasta figuras de decoración, pero eso sí, tienen una calidad excepcional, aunque el precio no lo es tanto. Son famosos sobre todo sus adornos para Navidad, los de Jorrit Heinen y Rinascimento.
Acertarás seguro si le regalas una figura de está delicada porcelana a tu madre.

El Diario de Ana Frank:

La verdad es que no apetece mucho pensar en todas las atrocidades del pasado cuando estamos de vacaciones, pero Amsterdam es el lugar donde sucedieron muchos acontecimientos, como por ejemplo el de la conocida Ana Frank.

Si te interesa, puedes comprar su diario en varios idiomas en el Museo de Ana Frank, y mientras estás allí, vale la pena visitar la Achterhuis también.

Stroopwafels:

Su apariencia es como una galleta pegajosa que ha sido aplastada, pero si la muerdes comprobaras que es deliciosa. Es uno de los productos más comprados por los turistas para llevar de regalo a sus amigos y familiares, y cada vez que un holandés sale de su país, se lleva un paquete consigo (porque es pequeño, fácil de transportar y muy sabroso).

Lo vas a poder encontrar en cualquier supermercado y en la mayoría de las tiendas de recuerdos y souvenirs.

Calendario de cumpleaños:

Esta es una de mis costumbres holandesas favoritas. El calendario de verjaardag (cumpleaños) es parte de la cultura de todos los hogares holandeses, de hecho, la mayoría de la gente tiene más de uno.

Los calendarios están destinados sólo para la grabación de los cumpleaños y no tienen ningún año, sólo fechas numeradas.
Esto significa que el calendario es atemporal, ¡que es más de lo que se puede decir de otros recuerdos a este precio!

Los encontrarás en la mayoría de tiendas de regalos y papelerías, con dibujos variados, como los personajes de libros infantiles holandeses o las pinturas de Van Gogh ilustrando las páginas.