Bloggers en Amsterdam

Conoce y disfruta la ciudad

Los mejores restaurantes y cafés de Amsterdam

Siempre que se visita un nuevo país hay que conocer su gastronomía local. Y lo mejor para conocerla es acudir a sus restaurantes y bares. Recuerdo la vez que fui a Amsterdam, una cuidad cosmopolita y muy acogedora que está repleta de nuevos platos que degustar.

Os vais a encontrar con muchos restaurantes y cafeterías, y es probable que no sepas a cual entrar. Como en todas las ciudades, hay sitios que están muy bien y sitios que no tanto.

Los mejores restaurantes y cafés de Amsterdam

Por eso os facilito el trabajo y os dejo la lista de mis favoritos de esta fascinante ciudad, lo que no significa que los tengáis que visitar todos, y seguro que me he dejado alguno por el camino, pero estos son lo que me han gustado a mi especialmente.

La Perla

Un restaurante italiano en el que poder disfrutar de pizzas de masa fina, mozzarella increíblemente suave, salami importado de Italia... Olvídate de los restaurantes turísticos y caros que sólo sirven pizzas llenas de grasa.
La Perla cuenta con dos ubicaciones: se puede optar por ir a un lado de la calle para coger una pizza para llevar, y el otro para disfrutar de una cena íntima.
La comida es para morirse. Los platos de mariscos son verdaderas obras maestras, y no se te ocurra irte sin antes probar el tiramisú o la panna cotta casera.

Wilde Zwijnen

Todos los ingredientes utilizados en la cocina del Wilde Zwijnen se cultivan o crían en los Países Bajos, y los platos están muy bien presentados. Si no sabes qué plato elegir, pide un menú sorpresa, podrás descubrir todo el potencial del restaurante.

Foodism

Está dirigido por chef de diversas ciudades, como Bosnia, Serbia y Monte Negro, es por eso que su comida es una fusión de tapas de cocina mediterránea y europea.

Lo que me cautivo fue la simplicidad de su comida, colocada en platos individuales (por ejemplo, un trozo de carne, berenjenas rellenas, una ensalada fresca o calamares en una salsa increíble), así que podemos mezclar y combinar los ingredientes que más te gusten.

Café Brecht

Cuando entras en el Café Brecht, parece que estás entrando en el salón de una abuela alemana. Está llenos de muebles antiguos envueltos en una iluminación suave y con las paredes cubiertas de fotografías antiguas.

En cuanto a la comida, el Café Brecht sólo sirve aperitivos y comida para picar, pero lo compensa ofreciendo cervezas alemanas y bebidas especiales de temporada como vino caliente, sidra de manzana, o el Beaujolais Nouveau.

Browerij 't IJ

Di adiós al monopolio de la cerveza Heineken. Cada vez más cafés de Ámsterdam ofrecen cervezas especiales, producidas en su mayoría por la cervecería local Browerij 't IJ. Está situada en un lugar único, un molino de viento, vale la pena visitarlo solamente por el lugar.

De Kas

De Kas definitivamente lleva la cocina local a un nivel superior. El lugar tiene sus propios invernaderos con cultivos de hortalizas y hierbas frescas.
No hay un menú fijo, el chef prepara platos nuevos todos los días en función de la cosecha que tenga. Lo que no puede coger del invernadero, lo pide a los agricultores locales.

Café De Ceuvel

El Café De Ceuvel es el epítome del minimalismo, la sostenibilidad y el reciclaje. Los alrededores de la cafetería están llenos de piezas de barcos viejos, tablas de madera y láminas de metal que sirven como piezas recicladas de muebles. La política de De Ceuvel apoya el movimiento de innovación ecológica de alimentos y apunta a una cocina sin residuos.